No hay productos en el carrito

Manifiesto crämm

COMPROMISO CONTIGO:

Porque nos encanta el face to face y creemos que el consejo profesional es necesario a la hora de decidir cuál es el producto más indicado para ti.

Porque diferenciamos entre la realidad y la ficción o entre la práctica y la teoría, sabemos que entrar en pánico cada vez que nos miramos al espejo está demodé. Existen infinidad de motivos para que te hayan salido esas ojeras y no todos son malos (¿a que no?) ni irresolubles (nos sabemos de memoria los mandamientos del wellness) ni para siempre (la paciencia no es solo la madre de la ciencia) y, por consiguiente, no necesitas un tratamiento completo para el contorno de ojos. No insistas, porque no te lo vamos a vender. Pero sí te asesoraremos sobre lo que de verdad (de la buena) tu piel puede estar pidiéndote a gritos.

Porque tú nos importas, no vendemos humo ni encantamos serpientes.

RESPONSABILIDAD ÉTICA:

Porque opinamos que las grandes ideas conllevan grandes responsabilidades, admiramos a esos ‘científicos locos’ que desafían al establishment con el mensaje de que es posible vivir en armonía con nosotros mismos sin atentar contra nuestra salud ni contra la integridad de cuanto nos rodea.

Porque apostamos por la vocación, respaldamos la ‘cosmética de autor’, comprometida con una historia, con una causa, con una filosofía y, sobre todo, con tu bienestar.

Porque pensamos que borrar las ‘imperfecciones’ no siempre merece lanzarse a ciegas a tratamientos invasivos, que la cosmética no debería afectar al ecosistema y que ningún animalito debería verse implicado en la misión de dar con el rouge definitivo, te proponemos cambiar las sustancias artificiales por los superpoderes de los activos naturales.

Porque somos fans de ti, del ecologismo y del animalismo, elegimos una cosmética que no incluya ingredientes nocivos, que no dañe el medio ambiente y que no experimente con animales, orgánica, limpia y sostenible.

Porque nos encanta la gente extraordinaria y nos enamoran las causas extraordinarias.

AMOR A UNO MISMO:

Porque estamos de acuerdo con Keats en que ‘la belleza es verdad y la verdad belleza’, sostenemos que el sex appeal va de dentro a fuera (y no al revés).

Porque la celulitis, las arrugas o las manchas son una realidad, proclamamos que el atractivo trasciende todas y cada una de nuestras (mal llamadas) ‘imperfecciones’.

MIMOS, MIMOS Y MÁS MIMOS:

Porque a veces te encantaría parar el reloj, no seremos nosotros quienes te lo prohibamos. ¿A qué esperas?, hazlo. Ponte la fantástica mascarilla para la que nunca tienes tiempo, embadúrnate con aceites súper hidratantes o date uno de esos baños de película. Porque pensamos que invertir en cosmética es invertir en mimos, nuestro objetivo es ofrecerte un amplísimo abanico de eso precisamente, de mimos.

Porque por fabulosos que sean nuestros productos somos plenamente conscientes de que necesitan acompañarse de otro tipo de mimos, es hora de ponerse (más) serios (aún). Esto que te vamos a decir ya te lo sabes, nos hacemos cargo, pero nunca nos cansaremos de repetir que la salud de la piel también va asociada a un estilo de vida saludable.

MIXTO:

Porque los estereotipos son (tan) aburridos, nos resulta imposible escuchar según qué cosas sin empezar a bostezar. Por eso hemos creado un espacio libre de fronteras genéricas y tan unisex como las patas de gallo.

Porque nosotras también andamos justas de tiempo y porque nosotros también disfrutamos de las sesiones de spa caseras, apostamos por la free gender beauty.

Porque coincidimos con el anónimo admirador de George Sand en que hay infinidad de ocasiones en las que uno no es hombre o mujer (sino un ‘ser que piensa’), creemos que existen personas concretas con problemas determinados en busca de productos específicos. ¿No es verdad, ‘ser pensante’?