ROSTRO

Tener un buen cutis no es una simple cuestión de ADN. Nuestros hábitos diarios influyen en nuestra piel y, si quieres lucir una tez radiante, aprender a cuidarla es el primer(ísimo) paso.
La rutina del cuidado de la piel consta de tres pasos ineludibles: la limpieza (o la doble limpieza, por la noche), la tonificación y la hidratación. El tiempo y la constancia son la clave en toda rutina de belleza para notar la diferencia.
¿Quieres un consejo? El orden de los factores sí altera el producto. Siempre hay que aplicar los productos por orden de consistencia, de menor a mayor densidad. Si, por ejemplo, usas hidratante, tónico, sérum y protector solar, el orden indicado sería: tónico, sérum, hidratante y protector solar.
Ha llegado el momento de que descubras la maravillosa selección de productos faciales que hemos traído para ti.

Mostrando 1–12 de 309 resultados

cramm-logo-white