AUGUSTINUS BADER THE FACE OIL (ACEITE FACIAL)

190.00

30 ml

¿POR QUÉ NOS GUSTA?

  • Hidrata en profundidad, fortalece la barrera cutánea y ayuda a mantener sano nuestro microbioma.
  • Corrige las arrugas y trata las manchitas e ilumina la piel.
  • Textura sedosa que se absorbe rápidamente sin dejar residuos.

Añadir a la Lista de Deseos
Añadir a la Lista de Deseos

Si eres consciente de lo que un buen aceite puede hacer por ti y si te has rendido a la evidencia, o a los extraordinarios resultados que brinda cualquier experiencia-Bader, te encantarán estas tres palabras: The Face Oil.

Este moderno elixir fusiona la riqueza de los ingredientes botánicos con el ‘último grito’ en la ciencia del cuidado de la piel. El resultado de semejante pareja tan bien avenida es un delicioso aceite nutritivo, calmante, reparador… ¡y mucho más! Resumir los poderes de esta maravilla (sin dejarse ninguno) parece casi imposible. Aun así, lo vamos a intentar: corrige las arrugas, trata las manchitas y promueve la elasticidad, lo que se traduce en un rostro visiblemente más joven; además, fortalece la barrera cutánea y mantiene a raya el microbioma, o sea, promueve y protege nuestra salud; también combate la acción de los agentes externos y, con ello, el envejecimiento prematuro.

El secreto de este portento reside en una brillante formulación a base de aceites botánicos repletos de propiedades acondicionadoras (Babasú), antimicrobianas (Karanja) y regeneradoras (Granada). Todo ello se completa con la avanzada tecnología marca de la casa TFC8® (Trigger Factor Complex), que posee el poder de estimular los procesos de renovación innatos en el organismo o, en otras palabras, de permitir al cuerpo convertirse en su propio médico. ¿Cómo funciona? Este fabuloso complejo, compuesto por aminoácidos, vitaminas de máxima calidad y moléculas sintetizadas presentes naturalmente en la piel, es capaz de dirigir sus potentes ingredientes a las células cutáneas, creando el entorno ideal para los procesos de reparación y renovación propios del cuerpo.

¿Unos truquitos? Puedes usarlo solo para un brillo natural o en combinación con tu hidratante para un extra de nutrición. Si lo aplicas debajo del maquillaje multiplicarás sus efectos y si lo haces encima conseguirás un resultado impecable.

Muchísimo más que un aceite.

¿Cuáles son esos principios tan especiales?

  • El Aceite de Babasú aumenta las defensas naturales de la piel frente a las agresiones ambientales, contribuyendo a fortalecer la barrera lipídica y potenciar la salud del microbioma cutáneo.
  • El Aceite de Avellana, rico en ácidos grasos omega, contribuye a mejorar la retención de humedad al reducir la pérdida de agua transepidérmica.
  • El Aceite de Karanja tiene propiedades antimicrobianas y protege de los agentes ambientales.
  • El Extracto de semilla de Granada, repleto de antioxidantes, Ácido Punícico y Linolénico, optimiza el mecanismo de autorrenovación de la piel, ayuda a mejorar la elasticidad y reduce la aparición de arrugas.

¿En qué consiste la tecnología patentada TFC8®?

Tu cuerpo sabe perfectamente lo que necesita(s), todas sus funciones son el resultado de procesos de comunicación innatos. Pero, a medida que envejecemos, las cosas cambian, las comunicaciones se transforman y algunas señales se vuelven menos frecuentes o, sencillamente, desaparecen. Hasta que llegó Augustinus Bader con su revolucionario tratamiento, el primero capaz de activar las células madre con el fin de favorecer la regeneración cutánea. Las células madre de la piel reciben estas señales, poniéndose en funcionamiento para reparar los daños infligidos por el paso del tiempo y los factores ambientales. Podemos decir, sin temor a equivocarnos, que la gama Precise Personalised Cosmetics aprovecha el poder y la sabiduría de cada cuerpo.

¿Cómo lo consigue? El complejo TFC8® (Trigger Factor Complex) incluye aminoácidos naturales, vitaminas de máxima calidad y moléculas sintetizadas presentes en la piel de forma natural. Esta maravilla aporta nutrientes esenciales y potentes ingredientes naturales a las células cutáneas, creando el entorno ideal para los procesos de reparación y renovación innatos del organismo.

¿Qué más podemos pedir?

Todos sus productos son libres de parabenos, fragancias, aceites minerales, SLS, SLES, DEA, maltrato animal y son aptos para embarazadas.

Aplica dos o tres gotas sobre la piel limpia y seca como parte de tu rutina.

VITIS VINIFERA (GRAPE) SEED OIL, ORBIGNYA OLEIFERA SEED OIL, SIMMONDSIA CHINENSIS (JOJOBA) SEED OIL, ARGANIA SPINOSA KERNEL OIL, CORYLUS AVELLANA (HAZELNUT) SEED OIL, HELIANTHUS ANNUUS (SUNFLOWER) SEED OIL, VACCINIUM MACROCARPON (CRANBERRY) SEED OIL, HIPPOPHAE RHAMNOIDES (SEABUCKTHORN) FRUIT EXTRACT, PUNICA GRANATUM (POMEGRANATE) SEED EXTRACT, PONGAMIA GLABRA SEED OIL, TOCOPHERYL ACETATE, BISABOLOL, AESCULUS IPPOCASTANUM (HORSE CHESTNUT) SEED EXTRACT, GLYCYRRHIZA GLABRA (LICORICE) ROOT EXTRACT, CHAMOMILLA RECUTITA (MATRICARIA) FLOWER EXTRACT, DAUCUS CAROTA SATIVA (CARROT) ROOT EXTRACT, LECITHIN, GLYCERIN, ROSMARINUS OFFICINALIS (ROSEMARY) LEAF EXTRACT, AQUA (WATER), HYDROLYZED RICE PROTEIN, LITHOTHAMNION CALCAREUM EXTRACT, PENTYLENE GLYCOL, ALANYL GLUTAMINE, ARGININE, BRASSICA ALBA OIL, OLIGOPEPTIDE-177, OLIGOPEPTIDE-6, POTASSIUM SORBATE, SODIUM HYDROXIDE, TOCOPHEROL

cramm-logo-white