AUGUSTINUS BADER

“El alquimista que salvará tu piel” Vanity Fair

Ese ‘alquimista’ es Augustinus Bader, un reputadísimo experto en medicina regenerativa con treinta años de investigación a sus espaldas entre Alemania, Estados Unidos y China. Toda esta sapiencia (tres décadas, que se dice pronto), fundada en la práctica clínica y en la investigación biotecnológica, lo condujo a una (a priori) sencilla verdad (que nos encanta): el cuerpo es su propio y mejor terapeuta.

Con esta filosofía por bandera, lanzó su revolucionaria firma en 2018. Desde entonces, sus productos han cosechado premios, cientos de aplausos y toneladas de buenas críticas, además de haberse convertido en un must have del tocador de toda celebrity y editora de belleza que se precie (incluidas las más escépticas). Y es que esta lujosa gama de productos, diseñada con la regla de oro de apoyar los procesos biológicos de la piel de la manera más natural posible, realmente funciona. No lo decimos nosotras, los estudios clínicos demuestran que estas maravillosas cremas nutren, hidratan y aportan un aspecto renovado y resplandeciente. Son, en definitiva, mágicamente efectivas.

Pero no es magia, sino ciencia. Augustinus Bader, ha volcado todo su savoir faire en el campo de las células madre para conseguir un gran avance médico, el de ser el primero en activar las células del propio cuerpo para contribuir a la reparación y regeneración de la piel.

Todas las funciones corporales son el resultado de procesos de comunicación innatos. Pero, a medida que envejecemos, estas comunicaciones se transforman y algunas señales se vuelven menos frecuentes o, incluso, desaparecen. Bueno, al menos así era hasta que el profesor Bader diseñó el TFC8® (Trigger Factor Complex). Este fabuloso complejo dirige sus nutrientes esenciales y sus potentes ingredientes naturales hasta las células cutáneas (donde se cuece todo), creando así un entorno ideal que favorece esos procesos de reparación y renovación innatos de los que te hemos hablado.

Haber conseguido aprovechar la sabiduría del propio cuerpo hace a Augustinus Bader aún más sabio (si cabe).

Por cierto, todos sus productos son libres de parabenos, fragancias, aceites minerales, SLS, SLES, DEA, maltrato animal y son aptos para embarazadas.

Si te ha convencido tanto como a nosotras (y a medio mundo) no dejes de ver el documental, “Rethinking skin”, acabarás completamente in love.

Mostrando 1–12 de 20 resultados

cramm-logo-white